Comprender los retos de la protección de activos intangibles y cómo funciona una blockchain

Comprender los retos de la protección de activos intangibles y cómo funciona una blockchain

La CNIL francesa define la cadena de bloques (blockchain) como «una tecnología de almacenamiento y transmisión de información transparente, segura y que funciona sin un organismo central de control». En pocas palabras, el protocolo de blockchain es un sistema que permite determinar con certeza «que alguien realizó una operación en una fecha determinada» de una forma mucho más eficiente que los sistemas centralizados. Esto ha dado lugar a una serie de conceptos, como la desintermediación, la confianza, la seguridad y la trazabilidad de los datos, que han llevado a algunos operadores del mercado de la propiedad intelectual a proponer la blockchain como alternativa a los sistemas de protección de la propiedad intelectual gestionados por terceros de confianza centralizados. Pero, ¿ofrece el uso de la tecnología de blockchain los mismos niveles de protección de la propiedad intelectual?

Vaultinum se propone descifrar este complejo tema a través de una serie de 4 artículos sobre «blockchain y protección de la propiedad intelectual: comprender los límites», que se publicarán en nuestro sitio web en las próximas semanas.

En este primer artículo, nos centraremos en comprender los retos que plantea la protección de activos intangibles y cómo funciona una blockchain.

Los retos vinculados a la protección de los activos intangibles y de la propiedad intelectual en particular

Más del 65 % del valor de una empresa procede de su capital inmaterial

En 2021, se estimaba que más del 65 % del valor de una empresa procedía de su capital inmaterial (1). Esta proporción tiende a aumentar significativamente en las empresas jóvenes o con pocos activos materiales (por ejemplo, AirBnB, que no posee ningún piso). Hoy en día, los activos de una empresa ya no son únicamente materiales. Su valor también se basa en otros elementos, conocidos como intangibles, como los conocimientos técnicos, los métodos de trabajo, los nombres de dominio, las técnicas de innovación, las marcas, las patentes, las bases de datos y los derechos de autor.

 

Este aumento del valor de los activos intangibles va acompañado de un incremento de las herramientas y tecnologías destinadas a mejorar la seguridad y la trazabilidad de estos activos. Apenas pasa un día sin que los términos RGPD, ciberseguridad, criptografía y blockchain aparezcan en las noticias. Estos temas demuestran que los activos intangibles se han convertido en valores codiciados y que es esencial que las personas jurídicas o físicas que los poseen tomen las decisiones correctas en cuanto a la protección de estos activos. Veremos, por ejemplo, que la blockchain no siempre es la solución adecuada para proteger mejor los derechos de autor de las creaciones digitales.

 * Sylvie Gamet - https://nowall-innovation.com/wp/actifs-immateriels-valeur-entreprise

Proteja su software de las infracciones de derechos de autor con un depósito

¿Qué son los activos intangibles?

Por definición, los activos intangibles se componen de elementos difíciles de materializar y, por tanto, inmateriales y heterogéneos. Estas características dificultan:

  • identificar los elementos que lo constituyen,
  • establecer pruebas de su existencia,
  • hacer valer la titularidad de derechos o bienes,
  • gestionar estos activos.

Diversos profesionales creen que la cadena de bloques puede resolver estas dificultades ofreciendo una gestión sencilla y rápida de los activos intangibles de una persona o una empresa. En efecto, hemos visto en la introducción que la cadena de bloques permite rastrear datos digitales de manera fiable y segura. Por otro lado, su utilización como prueba legal es más cuestionable y no ofrece el mismo nivel de servicios y garantías que un tercero de confianza, en particular para demostrar la autoría de una creación en un litigio. En efecto, el vínculo entre un activo y su autor es casi imposible de demostrar en una cadena de bloques.

Demostrar el vínculo entre una obra gestionada en una cadena de bloques y su autor es extremadamente difícil

Estos dos puntos se desarrollarán con más detalle en los próximos artículos de nuestra serie «Blockchain y protección de la propiedad intelectual: comprender los límites».

Breve descripción de las tecnologías de cadena de bloques

En pocos años, la blockchain se ha convertido en un tema recurrente en conferencias, periódicos, trabajos de investigación, revistas de noticias, etc. Se ha introducido en la vida cotidiana de las empresas y de parte del público en general, en particular a través de las criptomonedas, que en la mentalidad colectiva están estrechamente asociadas a la cadena de bloques y, más recientemente, a los tókenes no fungibles TNF, también conocidos por la sigla NFT, en inglés, Non-Fungible Token).

 

A título recordatorio, la blockchain se basa en diferentes tecnologías que incluyen las redes entre pares, la criptografía y los mecanismos de consenso para crear un entorno que se considera inalterable. En términos sencillos, la blockchain puede definirse como una tecnología de almacenamiento y transmisión de información en la que la verificación de los datos y la validación de las operaciones se realizan por consenso sin la intervención de un organismo central de control.

Realizar un depósito de PI instantáneo

En concreto, cada operación registrada en la cadena de bloques se integra en un bloque que deberá minarse para ocupar definitivamente su lugar dentro de la cadena. La minería consiste en validar todo el bloque mediante operaciones de cálculo que requieren una importante cantidad de energía.

La llevan a cabo los mineros, que son miembros de la cadena de bloques con gran capacidad de procesamiento. La energía movilizada por los mineros constituye la prueba de trabajo («proof of work») material, que legitima el bloque y permite su integración en la cadena.

 

Varios mineros trabajan en los bloques al mismo tiempo. El primer minero que llegue al resultado será recompensado con criptocombustible. Esto varía en función de la cadena de bloques. Esta ganancia puede adoptar la forma de criptomoneda, espacio de almacenamiento o el uso gratuito de uno de los servicios gestionados por la cadena de bloques(4).

 

Este mecanismo de incentivos es muy importante porque permitirá movilizar a un mayor número de mineros. Cuanto mayor sea el número de mineros, mayor será la competencia y más fuerte el consenso.

Tres características de la blockchain: validación por consenso, uso de técnicas criptográficas y base de datos distribuida

 

Las principales características de la base de datos constituida por la blockchain son:

  1. validación por consenso: para registrarse en la blockchain, cada operación debe validarse mediante la minería de un bloque. Esto requiere grandes cantidades de energía, lo que garantiza la integridad de la cadena. Es prácticamente imposible falsificar el resultado y perjudicar así el contenido de la cadena;
  2. el uso de técnicas criptográficas para garantizar la inmutabilidad de la cadena: cada bloque es objeto de un hash complejo que garantiza tanto su contenido como su lugar dentro de la cadena;
  3. la distribución de la cadena: se trata de una base de datos distribuida. Esto significa que varias copias de la cadena existen simultáneamente en diferentes nodos. Un nodo corresponde a un equipo informático que ha sido integrado por su propietario en la blockchain, ya sea realizando una operación o minando. Esta naturaleza distribuida permite reconstituir toda la cadena en cualquier momento, incluso en caso de ataque a determinados nodos. Esto aumenta la seguridad de la base de datos. También ofrece a cada usuario la posibilidad de rastrear el historial de la cadena para comprobar la validez de las operaciones.

Conclusión

Muchos trabajos explican en detalle el funcionamiento técnico de la blockchain y no es nuestra intención entrar en esos detalles. En los próximos artículos se mostrará cómo las diversas características de la blockchain pueden aportar soluciones a los problemas que encuentran las empresas en la gestión de sus activos intangibles, y se estudiará el impacto que las tecnologías de blockchain pueden tener en dos grandes cuestiones de la propiedad intelectual: la administración de pruebas y la gestión de derechos.

¿Cuál es la solidez de su estrategia de propiedad intelectual?

Más información sobre auditorías de PI con Vaultinum.